martes, 9 de agosto de 2011

Mar de dudas.


3 comentarios:

serendipia dijo...

El mar al que llegas no es un mar, sino un océano...
No te contará cuentos, sino que hará que tú cuentes historias.

El mar al que llegas es un bosque sumergido, un país de hadas buenas y malas que se dejan ver según las mareas.

El mar que te espera puede ser un mar de dudas, si, pero tengo la certeza de que esas dudas producirán grandes criaturas.

Amparo Cerveró dijo...

Precioso. Ya estás inspirándote en el mar? O son las dudas que te asaltan por ello?
Besos

Aurora dijo...

Ro: Gracias por tus palabras, tan alentadoras y tan bonitas.

Amparito: Ahora mismo soy una duda ambulante. Pero no importa, una vida llena de certezas debe ser un aburrimiento... No?