martes, 11 de junio de 2013

"Zambullirse con los ojos bien abiertos".

Dibujo para el precioso relato de NiñoCactus:

Jaime tenía miedo al agua. Incluso cuando bebía, lo hacía a sorbitos, para así evitar ahogarse. Tal era su pavor que ni siquiera se atrevía a sollozar. Si se ponía triste, se le encogía el corazón, pero no derramaba ni una sola lágrima porque no sabía cuánto llanto podía caber en sus ojos: ¿un charco?, ¿un río?, ¿un mar?...
            Debido a eso, todos se extrañaron el día en que Jaime pidió de regalo un traje de baño.
            –También te hará falta un flotador, o unos manguitos –le dijeron sus padres.
            –No ­–siguió tranquilamente el muchacho­–, solo necesito un par de alas.

3 comentarios:

Almu dijo...

Precioso relato y preciosa ilustración.
Cuéntame, cómo se va a llamar el nuevo libro, es un album? Es un cuento? Qué curiosidad y qué ilu!

Aurora Ruá dijo...

Gracias, Almu!
El nuevo libro se llama "Dibujos en el muro" y es una novela juvenil (bueno, esto según la editorial. Yo cuando escribo, no me dirijo a nadie en particular. Pero ya sabes, tienen que catalogarlo por colecciones según la edad y esas cosas...) De momento, saldrá en valenciano y en gallego, y más adelante, en castellano.

Puri dijo...

Bonito relato y delicada ilustración, Aurora, y además se zambulló con los ojos abiertos para no perderse nada.
Besos